La proclamación de la Segunda República en Mallén

Cada año una parte de nuestra sociedad recuerda la proclamación de la Segunda República 14 de abril de 1931. Muchas páginas se han escrito sobre estos eventos en las grandes ciudades y localidades de nuestra geografía. No son tan comunes los relatos de lo sucedido en los entornos rurales. Recupero una breve publicación que realicé hace ya unos años para recordar cómo se celebró el 14 de abril en la Villa de Mallén y adjunto el documento sobre el que se basa el siguiente relato: el libro de actas del Ayuntamiento de Mallén.

La proclamación de la Segunda República

El 12 de abril de 1931 miles de personas de toda España estaban llamadas a las urnas, el destino del país estaba en sus manos. Las esperanzas e ilusiones de miles de personas estaban puestas en esas papeletas que decidirían al futuro de España. Una gran parte de las clases bajas, conformadas básicamente por obreros industriales y de la construcción junto con jornaleros, braceros, pequeños propietarios y campesinos esperaban que de esas elecciones saliera un nuevo gobierno progresista y democrático, un nuevo ejecutivo que instaurase las reformas económicas y sociales que liberasen a un alto porcentaje de la población española de las garras de la pobreza. Y en esas reformas se basó el programa de la coalición republicano socialista. La reforma agraria, junto con la amnistía a los presos políticos eran los temas fundamentales de la campaña electoral de las izquierdas, una campaña de sensibilización y concienciación colectiva que les llevó a la victoria.

El 14 de abril se comenzaron a conocer los resultados de las elecciones que daban como vencedores a la coalición republicano-socialista. La noticia corrió como la pólvora. En todas las grandes ciudades y pueblos de España comenzaron las expresiones públicas de una sociedad que demandaba cambios. Por toda la geografía española no tardaron en surgir manifestaciones espontáneas para celebrar la llegada de la II República.

La proclamación de la II República en Mallén

Fue esa misma tarde del 14 de abril, cuando las calles del pueblo de Mallén se concentró una multitud, entre la cual estaban los principales dirigentes de UGT y PSOE, para mostrar su alegría ante el advenimiento del nuevo régimen republicano. Después de recorrer diferentes calles de la población, llegaron a la plaza del ayuntamiento. Algunos vecinos entraron en el ayuntamiento, “en forma correcta y pacífica,” y notificaron al secretario del ayuntamiento, Manuel Alejandre Roy, que eran los once concejales proclamados por el famoso artículo 29 de la Ley electoral y que se personaban ante él para posesionarse de los cargos, “tomando por su cuenta la responsabilidad del gobierno de la localidad”. De esta forma, se conformó el primer Ayuntamiento republicano formado y presidido por Manuel Ibáñez Ezpeleta, y junto a él fueron elegidos personajes tan importantes dentro del movimiento sindical local como Luís Palacios Ibáñez (1er. Teniente) o Santos Chagoyen López, entre otros.

Nada más tomar posesión de sus cargos, el nuevo ejecutivo local “acordó retirar de las dependencias municipales todos los retratos y atributos de la Monarquía caída, y que se dirija la palabra al pueblo con la referida proclamación, ordenando se disolviese la manifestación en completo orden, guardándolo en lo sucesivo para las personas y las cosas, con el debido respeto en todos los actos que se promuevan”. Así comenzó una de las etapas más importantes y desconocidas de la historia de Mallén.

Acta de la sesión del Ayuntamiento deldía 14 de abril de1931

En la villa de Mallén a catorce de abril de mil novecientos treinta y uno, a la hora de las siete de la tarde, estando en su despacho el secretario del ayuntamiento Don Manuel C. Alejandre Roy, se presentaron espontáneamente, en forma correcta y pacífica, los vecinos de la localidad expresados al margen y después de manifestar que eran los once concejales proclamados por el artículo 29 de la Ley Electoral con motivo de las elecciones que estaban anunciadas para el día 12 de los corrientes dijeron: Que venían del término de una manifestación popular iniciada por el Pueblo por la proclamación de la República en España y terminando el mandato del Ayuntamiento que hasta hoy ha venido actuando, por el nuevo Régimen, iban a posesionarse de los cargos de la referida corporación, tomando por su cuenta la responsabilidad del gobierno de lalocalidad.

Dicho lo expresado acordaron quedar a la asignación de cargos y unificación entre todos la votación correspondiente dio el siguiente resultado:

Don Manuel Ibáñez Ezpeleta. Alcalde Don Luís Palacios Ibáñez. 1er. Teniente.

Don Ignacio Vela Cembrano. 2º Teniente Don Félix Cabrejas. Regidor primero Don José Roncal Ruiz. Segundo regidor.

Don Pascual Asín Cembrano. Tercero regidor.

Don Santos Chagoyen López. Cuarto regidor Don Domingo Ezpeleta García. Quinto regidor.

Don Tomás Navarro Asín. Sexto regidor.

Don Julián Gómez Cabrejas. Séptimo regidor.

Don Vicente Lapuerta Navarro. Octavo regidor.

Hecha la anterior asignación quedó constituido el Ayuntamiento Provisional de la República, en la forma indicada y seguidamente el Sr. Alcalde Presidente, dijo: Quedar proclamada en ésta villa la República Española.

Se acordó retirar de las dependencias municipales todos los retratos y atributos de la Monarquía caída, y que se dirija la palabra al pueblo con la referida proclamación, ordenando se disolviese la manifestación en completo orden, guardándolo en lo sucesivo para las personas y las cosas, con el debido respeto en todos los actos que se promuevan.

Se acuerda la publicación de un bando manifiesto con motivo de los acontecimientos en el sentido expresado en el párrafo anterior.

Sin más incidentes ni asuntos de que tratar se levantó la sesión, declarándose suscrita por todos los señores concejales que suscriben la presente acta de la que yo el secretario de la corporación doy fe y certifico. [firmas]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.